Fiscalía de Homicidios de 1º turno logró la condena de dos hombres a más de 20 años de penitenciaría por el homicidio de un trabajador de un supermercado

La Fiscalía Penal de Montevideo de Homicidios de 1º turno, a cargo del fiscal Juan Gómez, obtuvo como resultado de un juicio oral la condena de dos jóvenes por el homicidio de un trabajador de un supermercado, ocurrido el 29 de abril de 2018 en el barrio Pocitos.

Ese día en horas de la noche, próximo a la hora 23:30, el supermercado estaba abierto y se encontraban allí algunos empleados y dos clientes. Ambos imputados llegaron al frente del comercio en una moto. J.N.L.N. descendió del birrodado e ingresó al local empuñando un arma de fuego en su mano y procedió a exigirle el dinero de la recaudación a la cajera, quién se encontraba lavando el piso del local.

Fueron juntos hasta el mostrador y mientras la cajera pretendía abrir la caja, L. se distrajo, lo que permitió que los dos clientes salieran del local. En esos momentos, la víctima, empleado del local, que inicialmente se hallaba entre las góndolas, se abalanzó sobre L. produciéndose un forcejeo. Durante la lucha, el imputado efectuó varios disparos con el arma que empuñaba, dos de los cuales impactaron en el cuerpo del empleado, que cayó al piso. La víctima falleció horas después. Sin obtener el dinero, L. huyó del local, dándose a la fuga inmediatamente en la moto conducida por el coimputado S.S.C.

Mediante pruebas testimoniales, periciales y materiales, el fiscal Gómez logró demostrar la participación de ambos imputados en los hechos.

El juez del caso, Huberto Álvarez, decretó la condena de J.N.L.N. como autor penalmente responsable de un delito de homicidio muy especialmente agravado, de un delito de tráfico interno de armas y de un delito de porte y tenencia de armas de fuego por haber suprimido los signos de identificación, todos en régimen de reiteración real y a título de dolo directo, a la pena de veintidós años de penitenciaría con descuento de la preventiva cumplida. Además, S.S.C. fue condenado como coautor penalmente responsable de un delito de homicidio muy especialmente agravado a titulo de dolo eventual a la pena de veintiún años de penitenciaría, la que pasará a cumplir una vez que sea excarcelado en la causa por la que actualmente se encuentra recluido.


GLOSARIO DE TÉRMINOS

Formalización:

Es la comunicación que hace la Fiscalía que de su investigación surgen elementos objetivos de que ha ocurrido un delito (hecho con apariencia delictiva) y de quien sería el autor (imputado) y buscará que se lo declare como tal en el juicio respectivo. Esta comunicación se da bajo ciertas condiciones, es decir, en presencia del Juez y estando la persona imputada acompañada y asesorada por un abogado, esto se da en la llamada “audiencia de formalización”. Esto no quiere decir que la persona sea la culpable, eso se decidirá solamente mediante la sentencia de condena ya sea que se tramite por el juicio abreviado o juicio oral.

Audiencia de Formalización:

Es la instancia que se da ante el Juez donde el Fiscal comunica los hechos y el posible delito por el cual se investiga a la persona que es imputada. Si hay motivos para entender que podrá, fugarse, entorpecer la investigación o ser un riesgo para la víctima o la sociedad el Fiscal podrá solicitarle al Juez que adopte determinadas medidas cautelares. Las mismas pueden ir desde fijar un domicilio determinado, someterse a vigilancia, no concurrir a determinados sitios, entre otras medidas y en última instancia la prisión preventiva.

Prisión Preventiva:

Cuando las otras medidas cautelares no sean suficientes y se entienda que el imputado puede fugarse, entorpecer la investigación o ser un riesgo para la víctima o la sociedad, el Fiscal podrá pedirle al Juez que decrete la prisión preventiva del imputado, quien deberá esperar el juicio en prisión. Esta decisión no refiere directamente a su culpabilidad (lo que será resuelto en el juicio) sino en la posibilidad que de alguna manera realice actos que afecten el normal desarrollo del juicio.

Juicio Abreviado:

Una vez formalizada la investigación por parte de la Fiscalía, puede darse un acuerdo con el imputado y su defensa, para que el juicio se realice mediante esta forma, donde el tiempo y los pasos en la tramitación se simplifican de forma significativa. Se trata de una decisión estratégica del fiscal y la defensa frente al caso, donde de acuerdo al tipo de delito y los antecedentes que se tienen, el imputado acepta los hechos y el contenido de la investigación y en consecuencia, el Fiscal puede disminuir hasta en una tercera parte la pena que habría solicitado en un juicio oral. El imputado se ve favorecido porque ve reducida su pena y el Fiscal porque asegura una condena al imputado. En audiencia el juez escuchará a las partes, se asegurará que el imputado prestó su consentimiento, en forma libre, voluntaria y debidamente asistido y asesorado por su abogado de los alcances del acuerdo. En ese mismo acto, el juez dictará sentencia y el imputado comenzará a cumplir la condena.

Imputado:

Es toda persona a quien la Fiscalía atribuya participación en la comisión de un delito, o que sea indicada como tal ante las autoridades competentes. Esta calidad jurídica puede atribuirse desde el inicio de la indagatoria preliminar de un hecho presuntamente delictivo o durante el desarrollo de los procedimientos y hasta que recaiga sentencia o resolución que signifique conclusión de los mismos.

 

Facebook Twitter YouTube