Fiscalía de Rivera de 3º turno logró una condena de 9 años para un hombre por violación, entre otros delitos

La Fiscalía Departamental de Rivera de 3º turno, a cargo de la fiscal Stella Alciaturi, obtuvo la condena mediante juicio oral de C.E.M.M. como autor penalmente responsable de un delito de violación, reiterados delitos de atentado violento al pudor y un delito continuado de violencia privada, a la pena de nueve años de penitenciaría con descuento de la preventiva sufrida, de acuerdo a los arts. 1 a 3, 18, 60 num 1º, 272, 273 y 288 del Código Penal.

El imputado crió y reconoció como hija a la víctima, no obstante fuera hija biológica de otro hombre. En el marco de la convivencia, la víctima (actualmente de 24 años) sufrió situaciones que atentaron contra su libertad sexual por parte del imputado. Estas situaciones comenzaron por tocamientos y a los 12 años de edad, el imputado abusó sexualmente de ella mediante la penetración, en ocasión en que la madre de la víctima se encontraba trabajando y sus hermanos fuera de la casa. Además, fue obligada a tolerar agravios e insultos por parte del imputado, mediante el uso de violencia, llegando incluso a golpearla con un rebenque.

La primera vez que la víctima logró relatar las situaciones sufridas fue en su prestador de salud.

La Fiscalía se valió, entre otras de las siguientes pruebas: declaración de la víctima recibida mediante prueba anticipada, informe de acompañamiento psicoterapéutico de la víctima, informe de equipo multidisciplinario del prestador de salud de la víctima, historia clínica de la víctima.

Los profesionales que declararon señalaron la coherencia del relato de la víctima a lo largo del tiempo y que presenta emociones, sentimientos y síntomas acordes a la situaciones de abuso relatadas, visualizándose indicadores de abuso sexual.

El Juez de la causa señaló en su sentencia que los peritos presentados por la Fiscalía fueron lo suficientemente solventes para arribar a la conclusión de que las conductas abusivas atribuidas efectivamente existieron. Los profesionales expusieron con claridad una situación de abuso sexual prolongada en el tiempo, además del padecimiento por el descrédito, el rechazo a su verdad, la humillación y el sometimiento a arbitrariedades de todo tipo.

Se relevó como agravante genérica el abuso de las relaciones domesticas (art. 47 num. 14 del Código Penal) y como atenuante genérica la primariedad absoluta en vía analógica (art. 46.13 del Código Penal).

Nota: este texto fue editado por la Unidad de Víctimas y Testigos de la Fiscalía General de la Nación para su versión pública.


GLOSARIO DE TÉRMINOS

Formalización:

Es la comunicación que hace la Fiscalía que de su investigación surgen elementos objetivos de que ha ocurrido un delito (hecho con apariencia delictiva) y de quien sería el autor (imputado) y buscará que se lo declare como tal en el juicio respectivo. Esta comunicación se da bajo ciertas condiciones, es decir, en presencia del Juez y estando la persona imputada acompañada y asesorada por un abogado, esto se da en la llamada “audiencia de formalización”. Esto no quiere decir que la persona sea la culpable, eso se decidirá solamente mediante la sentencia de condena ya sea que se tramite por el juicio abreviado o juicio oral.

Audiencia de Formalización:

Es la instancia que se da ante el Juez donde el Fiscal comunica los hechos y el posible delito por el cual se investiga a la persona que es imputada. Si hay motivos para entender que podrá, fugarse, entorpecer la investigación o ser un riesgo para la víctima o la sociedad el Fiscal podrá solicitarle al Juez que adopte determinadas medidas cautelares. Las mismas pueden ir desde fijar un domicilio determinado, someterse a vigilancia, no concurrir a determinados sitios, entre otras medidas y en última instancia la prisión preventiva.

Prisión Preventiva:

Cuando las otras medidas cautelares no sean suficientes y se entienda que el imputado puede fugarse, entorpecer la investigación o ser un riesgo para la víctima o la sociedad, el Fiscal podrá pedirle al Juez que decrete la prisión preventiva del imputado, quien deberá esperar el juicio en prisión. Esta decisión no refiere directamente a su culpabilidad (lo que será resuelto en el juicio) sino en la posibilidad que de alguna manera realice actos que afecten el normal desarrollo del juicio.

Juicio Abreviado:

Una vez formalizada la investigación por parte de la Fiscalía, puede darse un acuerdo con el imputado y su defensa, para que el juicio se realice mediante esta forma, donde el tiempo y los pasos en la tramitación se simplifican de forma significativa. Se trata de una decisión estratégica del fiscal y la defensa frente al caso, donde de acuerdo al tipo de delito y los antecedentes que se tienen, el imputado acepta los hechos y el contenido de la investigación y en consecuencia, el Fiscal puede disminuir hasta en una tercera parte la pena que habría solicitado en un juicio oral. El imputado se ve favorecido porque ve reducida su pena y el Fiscal porque asegura una condena al imputado. En audiencia el juez escuchará a las partes, se asegurará que el imputado prestó su consentimiento, en forma libre, voluntaria y debidamente asistido y asesorado por su abogado de los alcances del acuerdo. En ese mismo acto, el juez dictará sentencia y el imputado comenzará a cumplir la condena.

Imputado:

Es toda persona a quien la Fiscalía atribuya participación en la comisión de un delito, o que sea indicada como tal ante las autoridades competentes. Esta calidad jurídica puede atribuirse desde el inicio de la indagatoria preliminar de un hecho presuntamente delictivo o durante el desarrollo de los procedimientos y hasta que recaiga sentencia o resolución que signifique conclusión de los mismos.

Facebook Twitter YouTube